(cliquear en las miniaturas para ampliarlas)

CONVERSIÓN

Lulio nació en Palma de Mallorca en 1232. Hijo de familia influyente, creció en la corte de Barcelona rodeado de privilegios y fue amigo del futuro rey Jaime II, llevando una vida disoluta hasta cerca de los 30 años, cuando se convirtió. Según su propio relato, estando a solas en su cuarto mientras se hallaba componiendo versos juglarescos para una cortesana a quien buscaba conquistar (estando ya casado) tuvo durante varias noches una visión progresiva del Señor crucificado.
Originada en los sermones que Lulio escuchaba los domingos en misa, esta visión le hizo recapacitar drásticamente sobre su vida y tomar la decisión, luego de un período de lucha (que duró varios años) de renunciar totalmente al mundo y dedicarse a amar al Señor que lo había amado. Disponiendo para el sustento adecuado de su familia, y a falta de guía idónea para el discipulado (escasa en su época) canalizó las energías de su nueva vida según la usanza de la época, emprendiendo una peregrinación a los santuarios de Rocamador en  la actual Francia y el de Santiago de Compostela en España
Disgustado por la superstición que encontró, Lulio se propuso abocarse al estudio de la teología. Iba a enrolarse en la institución más famosa de su época, la recientemente fundada Escuela de la Catedral de París (hoy Universidad de la Sorbona) pero fué disuadido de ello por un amigo ministro en Barcelona, quien le recomendó olvidar la vida académica y volver a Mallorca para servir a Dios como laico.
La primer miniatura abajo ilustra la progresiva revelación de Cristo crucificado y su peregrinaje a los dos santuarios, los más famosos de su área (el primero dedicado a la virgen María, el segundo al apóstol Santiago)
 
mis_imamp1.jpg
 
EPISODIO CON EL ESCLAVO ÁRABE
Por entonces Lulio tomó la decisión de servir a Dios alcanzando a los árabes.
Lulio creció básicamente en una ciudad árabe (ver Fotos)
Palma, la capital de Mallorca, acababa de ser conquistada de manos de los moros (como se conocía a los musulmanes en España) unos tres años antes del nacimiento de Ramón (1229) habiendo su padre participado en esa gesta. Gran parte de la población aún era musulmana, reducida a la servidumbre. Siendo más sarracena que cristiana, la ciudad contaba aún con mezquitas, baños orientales, y el palacio árabe de La Almudaina (ver Fotos)
Lulio compró a un esclavo moro para que le enseñe el árabe (según nos cuenta en su autobiografía) deseando poder predicar el Evangelio en ese idioma.
Éste episodio habría de terminar trágicamente varios años más tarde, cuando un día el siervo musulmán insultó en forma blasfema a Cristo. Enfurecido, Ramon lo agredió físicamente, mientras que el esclavo hizo lo propio hiriéndolo en el estómago, siendo arrestado y encarcelado por ese crimen a la espera de un juicio. Ramón nos narra la angustia que sufrió intentando dilucidar como obrar en esa coyuntura, en que se le solicitaba acusar al primer árabe que intentaba ganar con el amor de Dios, hasta que recibió noticias de que el esclavo había sido hallado ahorcado en su celda, segun los testimonios veraces un suicido. Lulio no oculta su alivio al no tener que decidirse.
En la miniatura se ve a Lulio estudiando el árabe con el esclavo, la pelea que sostuvieron y finalmente a éste colgado mientras Ramón dice: “Bendito sea Dios que libró mis manos de culpa y me eximió de conspirar en tu muerte”. El esclavo dice: “Prefiero colgarme de una cuerda antes que sufrir la venganza de los cristianos por haber blasfemado a Cristo”.
 
mis_imamp2.jpg
 
LULIO ESCRIBE EL “ARTE MAYOR”
Luego del episodio con su esclavo árabe, Ramón se retiró al monte Randa (en el centro de Mallorca)
Alli, rodeado de frondosos pinares, en el transcurso de unos pocos dias (según nos narra) tuvo una inmensa inspiracion:  El Señor le iluminó el entendimiento, dándole a conocer el contenido y la forma del libro contra los errores de los infieles … aquel libro al que llamó, primero ARS MAIOR y después ARS GENERALIS (Arte Mayor y Arte General).
Consistía en un método práctico para explicar la verdad de Dios en forma racional a todo hombre, sea educado o analfabeto, cristiano o musulmán (la palabra latina ARS significaba  tanto “arte” como “método”). Este manual sería la base de la inmensa obra literaria posterior de Lulio, quien compondría más de 250 textos (varios de ellos intentos por abreviar el ARTE para diversos públicos)
Permaneció más de cuatro meses en la montaña hasta completar la totalidad de la obra. Fue entonces que recibió la visita de un misterioso pastor de cabras, que le habló de Dios y de las cosas celestiales de modo admirable, discurriendo con el rústico visitante hermosos momentos de comunión, extraña visitación que Lulio atesoró como providencial.
La miniatura ilustra a Ramón a la izquierda recibiendo la inspiración para el ARTE MAYOR (Dios es representado por una mano que desciende del cielo). Luego la visita del anónimo pastor de cabras, y finalmente a Lulio enseñando su ARTE en la Universidad de Paris (la Sorbona) institución en la que enseñaría numerosas veces como profesor  visitante (a pesar de no haber estudiado nunca allí)
Llegó a ser tan valorado que a los 56 años dicha Universidad de La Sorbona le otorgó el titulo de Doctor “honoris causa”.
 
mis-imamp3.jpg
 
El “ARTE MAYOR”
El ARTE de Lulio fué pensado como un manual práctico para atraer al hombre hacia Cristo, usando tanto las herramientas de la Razón (CIENCIA) como del Amor (AMANCIA).
Lulio trató de llenar el terrible vacío educativo propio del medioevo (carente de sistemas de escolaridad regulares). Diseñó su ARTE como método de estudio general para cualquier materia – no sólo la teología.
La miniatura de abajo ilustra algunos aspectos del ARTE de Lulio:
A la derecha está la Torre del Amor y la Razón.
Hay siete Virtudes escalándola. 
Usan cuatro cuerdas (VOLUNTAD, MEMORIA, INTELECTO y FE) enviadas por la Trinidad que corona la torre, sostenida por ángeles.
Hay siete Vicios enterrados bajo la Torre.
A la izquierda hay nueve sabios, que hacen nueve preguntas (QUÉ, CÓMO, CUANDO, DONDE, POR QUÉ, etc).
El verbo SER las conecta con nueve materias de estudio (MINERALES, PLANTAS, ANIMALES, HOMBRES, ANGELES, etc) conformando una escalera
En el medio Lulio indica que la escalera ha de utilizarse para escalar la torre.
Para Lulio, el estudio del mundo circundante debe conducir indefectiblemente al conocimiento de Dios (porque el fin del hombre es recordar, honrar y amar a nuestro Señor”) según Lulio.
En su diseño de un metodo razonado para guiar el conocimiento hacia Dios, Lulio prefigura el uso de herramientas evangelísticas como “Las cuatro leyes espirituales”. En su creación de un método educativo se adelanta a ministerios como “Alfalit” o las escuelas cristianas.
 
mis_imamp4.jpg
 
LULIO ABOGA ANTE PAPAS Y REYES
Lulio deseaba apasionadamente ver a los musulmanes convertirse a Cristo. Pero se daba cuenta que primero habría que reformar profundamente la cristiandad medieval, sumida en la ignorancia y corrupción. Para ello se embarcó en una vida de incesantes viajes que le hicieron recorrer Europa y partes del Medio Oriente incluyendo Armenia y Jerusalén, abogando incesantemente ante laicos y eclesiásticos igualmente por la concreción de sus proyectos, siendo prominente entre ellos la impresión del  ARTE en forma masiva para su distribución. Para avivar a la iglesia produjo una serie incesante de tratados, folletos y libros que adoptaron todas los formatos disponibles: libros devocionales, un manual de caballeria, una version infantil del ARTE, poemas de inspiración árabe (sufí) novelas, tratados medicinales, textos filosóficos y teológicos en árabe, latín y catalán. En resumen, todo lo que su fértil imaginación halló útil para extender la gloria de su Señor.
Esta miniatura muestra a Lulio abogando ante el Papa (izquierda) y varios Reyes (derecha) por su proyecto de fundar escuelas de árabe donde preparar misioneros.
Como resultado de sus esfuerzos, su amigo el rey Jaime II le concendió fundar una escuela en Miramar (Mallorca) donde 13 discípulos estudiaron el árabe preparándose para la obra.
 
mis-imamp5.jpg
 
LULIO EN TÚNEZ
Luego de una vida de numerosos fracasos en sus esfuerzos por movilizar la iglesia, Ramon decide viajar en persona  a evangelizar a los infieles. Para ello  comienza a los 61 años una serie de viajes a Túnez, Argelia.
Ya a bordo en el primer viaje, sufre estando aún en el puerto una profunda crisis, decidiendo desembarcar para gran consternación del público reunido para despedirlo. Luego de una semana de agonizante lucha, vuelve a embarcarse. Fue el primero de tres viajes, en los cuales pudo predicar publicamente y debatir con autoridades religiosas y el mismo cadi o sultán de Túnez. Como respuesta sin embargo fue casi linchado, arrestado y deportado de regreso a su pais. En numerosas ocasiones corre peligro y la tradicion indica que fue en el  último de estos viajes (a los 84 anos) cuando fue lapidado y rescatado moribundo por navegantes genoveses en cuya nave fallece antes o al poco de arribar a su Mallorca natal, donde es enterrado entre público duelo.
Esta miniatura ilustra el recibimiento de Raimundo al desembarcar en Bujía, Tunez.  Dice Raimundo al desembarcar: “La ley cristiana es verdadera, pero la ley sarracena es falsa y errada, y estoy preparado para refutar a cualquiera que diga la contrario”. Antes, estando todavía en la nave, ora: Ampáranos Señor Dios nuestro, y aparta tu ira de nosotros”.
 
lull10.gif
 
LULIO Y SU ALUMNO
Aquí vemos a Lulio con su discípulo Tomás le Myesier. En la Universidad de París Lulio adquirió un grupo de entusiastas estudiantes que apoyaron el ARTE. Entre ellos Tomás le Myesier, quien emprendió la enorme tarea de adaptarlo para un público mayor. Lo hizo en tres formatos: uno más amplio, otro mediano y el tercero más breve. Este último se llamó BREVICULUM y contenía 12 miniaturas, que son las que se utilizan en este sitio.
En la presente se ve un diálogo entre Ramón y Tomás.
Tomás: “Maese, los modernos aman la brevedad. Por esta razón, me he afanado en componer un resumen en lo posible de vuestras obras sin modificarlas, de modo de no fatigar los ojos y la mente con el alfabeto de vuestra ARTE DEMOSTRATIVA con sus dieciseis figuras que confunden el intelecto”.
Ramón:Mientras no distorsiones el texto, y selecciones las cosas de él que sean mas entendibles, amenas y memorables, y dado que las cosas tratadas en un libro no las traté en otro, bien haces!”
Luego Lulio añade, señalando el recipiente con textos a sus pies:
“Y  aquí hay 155 libros, pequeños, medianos y grandes, que escribí impulsado por el amor a Dios bajo la infusión de su gracia, para que Él sea mejor conocido, amado, recordado, bendecido y sobre todo agradecido por las criaturas humanas.”
Tomás:Señor, no podrá ser que esta multitud de libros  sea fatigosa y harto confusa para el intelecto humano?”
La totalidad de los libros dejados por Llull  pequeños, medianos y grandes (parvos, mediocres quam magnos en latín) habría de superar como dijimos más de dos centenares.
 
mis_imamp7.jpg
 
LULIO ANTE LAS REINAS DE NAVARRA Y FRANCIA
Tomás le Mesysier entrega el resúmen de las obras de Lulio a sus auspiciantes, las reinas de Navarra y Francia (quienes corrieron con los gastos) mientras Ramón observa aprobadoramente.
El texto dice: “Tomás ofrece como presentes a las reinas de Navarra y Francia los prometidos BREVICULUM,  ELECTORIUM MEDIUM y PRIMUM ELECTORIUM, compilados y ordenados según la intención de Raimundo a partir de sus ciento cincuenta y cinco libros.”
Ramón dice: “Como que ha observado el fin principal y no ha cambiado el texto, su tarea ha sido excelente para facilitar el estudio a todos.”
La obra de Lulio se difundiría ampliamente en la Edad Media donde se lo conoció como DOCTOR ARABICUS y DOCTOR ILLUMINATIS. Luego sería admirado por filósofos como Descartes y Leibniz. Hoy en día existen prestigiosas instituciones académicas como el Raimundus Lulius Institut de Freiuburg, Alemania para estudiar su vasta obra y publicarla (tarea aún inconclusa). Su visión inspiró a proyectos misioneros a Asia, católicos  (como los de Francisco Javier y los jesuitas) y protestantes (como los del norteamericano Samuel Zwemer, “el apóstol de Arabia” quien llamó a uno de sus hijos Raymond en honor a Lulio). Además en España se lo considera Padre de las Letras Catalanas por haber sido el primero en escribir extensivamente en ese idioma llevándolo a grandes alturas, como Cervantes lo hiciera con el español. El instituto internacional de la lengua catalana lleva su nombre al igual que una universidad y múltiples instituciones culturales de Cataluña.
 
mis_imamp8.jpg
 
AlEGORÍA DEL MUNDO (1)
Esta miniatura representa al mundo de su época como lo veía Lulio.
A la izquierda se yergue la Torre de FALSEDAD, coronada por demonios llamados DISTORSIONAMIENTO, CONFUSIÓN, MALENTENDIDO, DESIDIA, ERROR, MALICIA, etc.
En sus calabozos languidece prisionera la VERDAD. Se lamenta:Compadeceos de mi, compadeceos de mi, mis amigos. La mano de la IGNORANCIA me ha sepultado y la OPINIÓN es coronada en mi lugar. No estoy habituada a yacer en lugares oscuros, y me hallo afligidísima pues nadie quiere defenderme, cada uno defiende su OPINIÓN …. En vosotros Filósofos coloco mi confianza luego de Dios, pues vosotros sois auténticos amantes de la Sabiduría*. Y vosotros, Príncipes cristianos, ¿hasta cuándo toleraréis verme tan oprimida de JUDÍOS y SARRACENOS, que en vez de coronarme en lo alto, me han arrojado a las profundidades de esta TORRE DE LA FALSEDAD…?”
A la derecha, varios paladines acuden para rescatar a la VERDAD.
En primer lugar marcha ARISTOTELES montado sobre su caballo RAZÓN, desplegando SILOGISMOS o razonamientos lógicos sobre su lanza (arrastra un carro con los cinco predicables y los diez predicados de su MÉTODO ANALÍTICO)
Detrás de ARISTÓTELES marcha el carro de la IGLESIA CRISTIANA, con el Papa alzando un crucifijo.
Delante va el filósofo árabe AVERROES, con cuyas ideas Lulio polemizaba. Pero puesto que la iglesia de su época aceptaba a este filósofo de moda, Lulio también lo enlista en su cruzada (aunque coloca las riendas de su caballo en manos de la Iglesia).
El caballo de Averroes se llama IMAGINACIONES y su lanza despliega ESPECULACIONES
 
Lulio veía a la sociedad medieval sumida en la ignorancia, esclava de apasionamientos ideológicos subjetivos (llamados ‘opinión’ por los filósofos griegos) que impedían discernir con objetividad la verdad. En su campaña educativa Lulio ansiaba aunar tanto los resultados del pensamiento griego – e incluso árabe – a las enseñanzas de la Palabra de Dios, complementando revelación con investigación racional.
 
(* “filosofía” del griego philos=“amor” y sophía =sabiduría”
 
mis_imamp9.jpg
 
ALEGORÍA DEL MUNDO (2)
En la segunda miniatura otro paladín acude con refuerzos para rescatar la Verdad.
Se trata de Maese Ramón en su caballo RECTA INTENCIÓN enarbolando el pendón de AMAR A DIOS y OBRAR BIEN (arrastra un carro con los dieciocho principios del ARTE MAYOR)
Lo preceden tres Heraldos llamados INTELECTO, MEMORIA y VOLUNTAD (según Lulio las herramientas para conocer, recordar y amar a Dios”).

Colocándo su MÉTODO detrás del carro de la iglesia (precedido a su vez del carro del razonamiento griego e incluso árabe) Lulio no solo demuestra una gran amplitud mental, sino su sumisión al principio de autoridad espiritual. Sólo un Cuerpo sujeto a la cabeza puede tener victoria sobre el Error. 
(Es interesante recordar en este contexto el significado de la palabra Islam: “sumisión”).
 
Texto al pie:
“Maese Raimundo cabalga sobre Recta Intención alineado detrás del Crucifijo y la Iglesia, y envía delante suyo a tres Heraldos, a saber las tres potencias del alma racional [intelecto, memoria y voluntad] que anuncian al Dios Único y su Santa y Excelsa Trinidad, Creador de todas las cosas con excepcion de Si Mismo, Jesucristo Hijo de Dios crucificado, a quien ellas mucho ansían conocer, amar, recordar, honrar y agradecer porque Él es digno de ser grandemente comprendido, amado, recordado, honrado y agradecido..”
 
mini0710.jpg
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: